Restaurante VILLAMARES AZOHÍA

Restaurante VILLAMARES AZOHÍA

18 de diciembre de 2022 0 Por ECU
Solo tardarás 2 minutos en leerlo.

Ahora que vamos camino al invierno y las playas quedaron sumidas en una tranquilidad añorada por los nativos, es el momento ideal para pasear por ellas, sin la estridente algarabía que la época estival atrae a sus orillas.

Aprovechamos el momento y decidimos pasear por una de las tantas playas que nuestro municipio, Cartagena, tiene a lo largo de su extensa costa. Lo hicimos por las playas de la Azohía, pertenecientes a la diputación de Perín.

Publicidad

Aquella mañana gris el mar estaba tranquilo, dejando un escaparate formidable para nuestro paseo. Pronto se iba acercando la hora de comer, así que decidimos seguir disfrutando de las vistas de aquel grisáceo mar durante la comida. La zona cuenta con bastantes restaurantes donde poder disfrutar de las vistas. Los atardeceres vistos desde estas playas son bastante impresionantes, sobre todo en invierno que es cuando el ocaso se produce más al sur, dando la sensación de que el astro Rey desaparece bajo las aguas del Mediterráneo.

Nos encontrábamos cerca del restaurante Villamares Azohía, así que decidimos comer ahí. El restaurante tiene una gran terraza con vistas al golfo de Mazarrón. Además, dispone de comedor interior totalmente acristalado permitiendo disfrutar del paisaje.

Hacía tiempo que no pedíamos mejillones al vapor y, al verlos en la carta, no nos lo pensamos dos veces y pedimos una ración de estos bivalvos tan deliciosos.

Publicidad

Nos gusta probar recetas nuevas para nosotros, descubrir nuevos sabores para ir aumentando nuestras experiencias gastronómicas; puede ser algo arriesgado, hay veces que puedes equivocarte y no gustarte el plato y otras, sin embargo, descubres algo que puede convertirse en tu plato estrella – ¿Cómo saberlo si no lo pruebas? -.

Dentro de la sección entrantes, vimos que había unos gambones a la crema de Jerez y decidimos probarlos. 6 gambones bañados en salsa con pasas y nueces. No estaba mal, desde luego no resultó ser el entrante que nos dejará con la sensación de haber encontrado nuestra tapa estrella. ¿Nos gustó?: Sí. ¿Lo volveríamos a pedir?: Posiblemente no.

Para terminar, lo hicimos con una arroz y pulpo. El arroz llevaba grandes patas de octópodo y anillas de calamar. Buena presencia y aunque no fue de los mejores arroces que hemos probado, estaba bastante bueno y nada escaso de pulpo y calamares.

[yasr_visitor_multiset setid=0]

ECU

(Visited 189 times, 1 visits today)
Publicidad