Pescadería – Freiduría MARIA ANTONIA

Pescadería – Freiduría MARIA ANTONIA

26 abril, 2021 1 Por Críticos de Cocina

Publicidad
+6
5 3 votos
Article Rating
Solo tardarás 3 minutos en leerlo

Llevábamos bastante tiempo queriendo comer en la Pescadería-Freiduría María Antonia, situada en una calle salón paralela al nº12 de la calle Ribera de San Javier, en Cartagena.

Es aconsejable reservar con unos días de antelación; el local no es muy grande y tiene una alta demanda y ahora veréis el por qué.

Publicidad

Desde el más absoluto desconocimiento de qué comer aquí, nos sentamos a la mesa. El dueño, una persona preocupada porque todo esté bien, nos explicó cómo funcionan por aquí las cosas. Nos comentó que podíamos pedir lo que quisiéramos, pero que sería mejor que él sacara platos y más platos hasta decir ya no puedo más. Eso sí, si en algún momento uno de los platos no era de nuestro agrado, sería sustituido por otro.


Y así comienza nuestro periplo por la gastronomía del local. Empezamos con un salmón marinado con base de tomate rallado y tápenas. Un plato frío para abrir boca.

Seguidamente, nos sirvieron una ensalada al estilo de la ciudad del Segura que daba continuidad a los platos fríos.

Publicidad

Para terminar con los entrantes fríos, nos pusieron una bandeja de boquerones en vinagre rematados con pimentón. Hacía tiempo que no comíamos boquerones en vinagre, nos gustó mucho volver a probarlos.

El cuarto plato consistió en un sabroso cuenco de caracoles con una salsa estupenda para mojar pan, quizá este plato rompa un poco con la temática del lugar, pero oye, estaban muy buenos.


Después de los caracoles, primer plato caliente; nos sirvieron unas zamburiñas gratinadas con un sabor a ajo muy agradable.

El quinto plato, consistió en unas almejas al ajillo muy sabrosas cuyo caldo era ideal para hacer mojete.

La quisquilla al ajillo llegó después. Casi siempre hemos comido estos crustáceos cocidos, pero hemos de decir que así están de miedo.

Una vez terminado el último plato, nos sirvieron una especie de guiso de sepia que se dejaba comer muy fácilmente y de un agradable sabor.


Hemos llegado al noveno plato y la cosa se pone interesante. Una bandeja de gamba roja a la sal. Gamba muy sabrosa y de un calibre importante.

Ahora le toca trabajar a la plancha y nos colocan en la mesa un plato compuesto de gambas y cigalas. Sin palabras.

Estamos llegando a la meta y, ¡¡No hemos descartado ningún plato!! Los dos últimos platos son de pescado, el primero son unas rodajitas de atún de ijada. Es un bocado muy sabroso, es como comer solomillo, está muy bien cocinado.

Terminamos con un poco de rape. Pescado con sabor a marisco. Nos encantó.

Por supuesto, la comida viene con postre.


Bueno, nos encantó. Lo mejor de todo es no saber qué te van a poner y cuándo va a terminar. El menú no siempre es el mismo, depende de lo que haya en el mercado, lo que hace asegurarte la agradable incertidumbre de la primera vez.

El trato es muy bueno, están muy atentos a los clientes. Por supuesto, volveremos.

 

Críticos de Cocina.

Valora el Restaurante
1
Calidad/Precio
1
Promedio
 yasr-loader

(Visited 445 times, 1 visits today)
5 3 votos
Article Rating
+6
Publicidad

Aquí puedes suscribirte para recibir todos los futuros artículos y no perderte nada de ¿dónde comemos? Cartagena. No te costará nada y podrás darte de baja cuando te apetezca. 

¿Te animas? 

 

Loading

Fines y legitimación del tratamiento

Cartagena, mucho por descubrir