Restaurante LA TASCA DEL TÍO ANDRÉS

Restaurante LA TASCA DEL TÍO ANDRÉS

26 marzo, 2019 0 Por CRITICOS

 

3+
Califícanos. Valora el artículo.
[0 votos. Valor medio: 0]

1,166 total views, 3 views today

Después de leer el artículo de Feli sobre el menú de La Tasca del Tío Andrés, y de la insistencia del mismo para que probáramos este local tras su reforma, situado en el número 46 del Paseo de Alfonso XIII, nos hemos visto en la necesidad de hacer caso a nuestro amigo, y comer allí. Nos ha encantado.


Recordábamos un local estrecho y alargado con un pequeño comedor claramente diferenciado de la zona de barra. Ahora, con la ampliación, el comedor es más amplio, teniendo incluso una zona reservada. La zona de barra también ha sufrido cambios significativos. Ahora podríamos decir que La Tasca del Tío Andrés se divide en dos ambientes diferenciados: Restaurante y Mesón. El mesón, donde comimos nosotros, dispone de mesas con taburete alto y es acogedor. Este local de toda la vida, la nuestra, en Cartagena ha cambiado a mejor, pero hay una cosa que no cambia: sus tapas.


Como ya dijo Feli en su sección Los Menús de Feli, nos pusieron pan y un buen trozo de sobrasada para ir haciendo boca. Mientras tomábamos una cerveza y atacábamos la sobrasada, decidimos qué pedir de su sugerente carta.

La carta está dividida en 5 secciones: Para picar, Entrantes, Ensaladas, De la mar y Carnaza. Nosotros nos centramos en las dos últimas.

Para el centro, pedimos unas coquinas que estaban deliciosas, no es fácil encontrar en restaurantes de estos lares este tipo de molusco, al contrario que en la zona de Valencia, conocidas como tellinas.


Seguimos con productos de la mar al centro. Probamos los mejillones a la brasa. Presentados en plato hondo y ordenados. Se nota el sabor de la brasa en el mejillón. Con un toque de pimienta y limón.


Para terminar con los entrantes, pedimos la cazuela de la casa, compuesta por almejas, gambas y gulas. Nos gustó mucho, una combinación muy acertada. Muy sabroso y con un toque picante casi inapreciable.


Con esto terminamos los entrantes y pasamos a los platos principales, abandonando el mar para entrar con los productos terrestres.

Nos llamó la atención el muslo de pollo deshuesado a la brasa. El pollo estaba muy sabroso, con escamas de sal y acompañado de un semi puré de patatas y tomate. Un plato sencillo con mucho sabor.


Probamos el chuletón de vaca vieja. Lo traen en un plato de barro donde el chuletón termina de hacerse, para los que le gusta la carne al punto, hay que ser rápido en coger los trozos del plato, puesto que sigue haciéndose en el mismo.

La carne la pedimos troceada. Estaba en su punto, tanto de sal como de cocción. Un gran final para una buena comida. El chuletón estaba tierno y con un sabor excepcional. No defrauda este plato.


Como postre, pedimos tarta de galleta y claro, cómo no íbamos a pedir un café después de la recomendación de Feli.

Nos ha gustado mucho como ha quedado La Tasca del Tío Andrés después de la reforma. Nada más entrar, la vista enfoca hacía la gran cantidad de tapas expuestas en la vitrina de la barra, y al ver aquello, nos hacemos una promesa; tenemos que volver para tapear aquí.



Críticos de Cocina

 

Valora el restaurante

Valora el Restaurante
1
Calidad/Precio
1
Promedio
  yasr-loader

(Visited 231 times, 1 visits today)
3+