Un Paseo por el Molinete

Un Paseo por el Molinete

10 marzo, 2020 0 Por CRITICOS

 

4+
0 0 vote
Article Rating
Tiempo de lectura: 4 minutos

La ciudad de Cartagena está compuesta por rincones maravillosos, de un gran valor histórico. Lugares con una gran fuerza telúrica que ha hecho de esta ciudad el hogar de muchas de las civilizaciones conocidas en la historia.

Uno de esos lugares es la colina Arx Asdrubalis, una de las cinco colinas que formaban la antigua ciudad de Cartagonova y es donde fue construido el palacio de Asdrúbal.


Una visita del historiador griego Polibio a mediados del siglo II antes de Cristo, dejó escrito que, en esta colina, Asdrúbal construyó su palacio real.

Esta lugar albergó el barrio chino de la ciudad, conocido como el Molinete. Un sinfín de bares y locales de ocio se extendían por sus laberínticas calles, llegando a su decadencia a finales de los años 80, donde poco a poco fue derruido y reconvertido en el parque arqueológico el Molinete.

Ahora, 22 siglos después de la visita de Polibio a la ciudad, recorremos el parque en busca del antiguo palacio del famoso general Cartaginés que se enamoró de estas tierras.


Con el interesante libro, El “magnífico palacio” de Asdrúbal en Cartagena (Cerro del Molinete), escrito por Iván Negueruela Martínez, en la mano, vamos caminado por los senderos de este parque arqueológico y empapándonos de las curiosidades reflejadas en el libro.

Si miramos al sur, entre las cúpulas del palacio consistorial, podemos ver el mar reflejando los rayos del Sol y entendemos por qué Asdrúbal eligió este enclave para construir su palacio.


No todo es historia y arqueología en este parque, también podemos disfrutar de un relajado descanso mientras tomamos algo en El Palacete del Molinete, un pequeño local con una maravillosa terraza con vistas a la zona sur de la ciudad donde encontrarás unas deliciosas y elaboradas tapas.


Antes de que nuestro querido ayuntamiento prohibiera la organización de pequeños conciertos en los locales, El Palacete del Molinete solía realizar alguno de vez en cuando. Esperemos que vuelva la sensatez al consistorio y modifique la estricta ley, permitiendo, otra vez, música en directo a los locales de la ciudad. Respetando el descanso de los vecinos, claro.


A medio día es una buena opción pasar por este local a tomar un aperitivo, sobre todo, en primavera. La temperatura es muy suave y la brisa que llega de la mar cargada de olor a salitre, hace que la estancia sea agradable y placentera. Particularmente, a nosotros nos gusta ver atardecer desde aquí, ver como el Sol desaparece entre los montes Atalaya, Roldan y La Muela mientras el cielo se torna rosáceo es todo un espectáculo.


Desde lo alto de la colina, mirando al este, podemos ver la impresionante cúpula de la Basílica de La Caridad. Una réplica, salvando las proporciones, de la cúpula de la Basílica de San Pedro en Roma. Desde aquí, también podemos ver uno de los singulares molinos de viento cartageneros que hay dispersos por toda la Comarca del Campo de Cartagena.


Aquí en lo más alto del cerro, va terminando nuestro paseo por este histórico enclave de una ciudad que todavía tiene mucho que contar. De una ciudad que todavía esconde secretos y, que alguna vez serán revelados.

El parque arqueológico del Molinete puede ser el inicio de una fabulosa ruta por la ciudad, sin olvidarnos, por supuesto, de tapear y disfrutar de nuestra gastronomía.

 

Críticos de Cocina

(Visited 248 times, 1 visits today)
0 0 vote
Article Rating
4+