Cantos de Sirena

Cantos de Sirena

20 de junio de 2022 0 Por Críticos de Cocina

0 0 votos
Article Rating
Solo tardarás 3 minutos en leerlo

A todo el mundo le gusta llevar razón. A nosotros también, excepto esta vez. No nos gustaría llevar razón en lo que vamos a exponer en estas líneas; ojalá nos equivoquemos y podamos celebrar nuestra equivocación con toda la ciudad.

Recientemente, toda la prensa local y regional se hacía eco de una estupenda noticia para Cartagena. Todo el margen derecho de nuestra bocana, desde la entrada a los astilleros hasta el faro de Navidad, sufrirá una transformación que, de ser cierta, habrá un antes y un después de la Cartagena que conocemos.

Publicidad

Todo aquel que haya visto el vídeo con la infografía de lo que pretenden hacer, habrá quedado con la boca abierta. Y es que es una auténtica pasada. Toda la zona del Espalmador se convertirá en una zona de recreo, ocio y restauración, creando espacios que invitan al paseo y a la práctica de actividades deportivas. Nos interesa mucho la parte de restauración, como es lógico; Ampliar el número de locales con vistas al mar es clave para el turismo. Ya sabemos qué es comer disfrutando de estas vistas gracias al restaurante El Chalet; es algo que no puedes perderte.

En el proyecto, cabe la posibilidad de la creación de lo que sería la segunda playa urbana de la ciudad. Un poco decepcionante por el tamaño de la misma. Siempre hemos querido una playa ahí, podría ser de mayor tamaño, pero algo es algo.

Sin embargo, no lancemos los gorros al aire, que esto es Cartagena y los de aquí, los que vivimos en esta bendita y antigua tierra, sabemos que hay más probabilidad de que te toque la lotería de Navidad de que un proyecto, y más de estas dimensiones, llegue a buen puerto. ¡¡Llevamos esperando el AVE desde 2016!! ¡¡La ZAL del puerto de Cartagena desde tiempos inmemorables!!, juzgados, cine Central, apertura del restaurante del Parque Torres, teleférico a San Julián, Parador de Turismo, y un sinfín de etcéteras que han hecho de nosotros ser un poco desconfiados.

Publicidad


Nos encantará estar equivocados y ver con nuestros propios ojos cómo van, poco a poco, transformando el entorno del Espalmador en la bonita infografía que hemos podido ver.

Pero esto huele a cantos de sirena, como la cantinela que podemos oír cada cuatro años con la restauración de la provincia cartaginense, que no de Cartagena; no cometamos los mismos fallos que otros cometieron. En definitiva, Cantos de sirena que aguantaremos atados a un mástil para poder oírlos sin daño alguno.

 

Críticos de Cocina


 

(Visited 213 times, 1 visits today)
0 0 votos
Article Rating
Publicidad