Un chiringuito en el Parque Torres

Un chiringuito en el Parque Torres

25 mayo, 2020 1 Por CRITICOS

 

6+
5 2 votes
Article Rating
Tiempo de lectura: 4 minutos

El Monte Asclepio, llamado así por haber ubicado un templo en honor al Dios Asclepios, Dios de la medicina y la curación, es un lugar increíble dentro de la ciudad de Cartagena. Conocido actualmente como el cerro de la Concepción y coloquialmente como Castillo de los Patos, es uno de los pulmones verdes de nuestra ciudad.

Arbolada

El centro de interpretación de Cartagena y su historia está en lo alto del cerro, en la torre del homenaje conocida como El Macho y que, en tiempos de rey Alfonso X el sabio sobre el año 1270, albergara la orden de Santa María de España, desapareciendo 10 años después absorbida por la orden de Santiago.

Linterna y castillo

Dar un paseo por el parque, promovido por el alcalde Alfonso Torres y proyectado y ejecutado por Víctor Beltrí, es como adentrarte en la naturaleza dentro de la urbe, toda una colina con frondosos árboles y senderos; animales sueltos, como pavos reales y patos. Desde este enclave, tenemos una visión de toda la ciudad, de Norte a Sur y de Este a Oste, con unas increíbles vistas del puerto que jamás te cansas de mirar.

Vistas del puerto


CHIRINGUITO


Lo único que le falta al Parque Torres, y le daría un empuje al número de visitantes del cerro, sería tener la posibilidad de tomar algo. Pensamos que una especie de chiringuito de madera, como el que podemos encontrar en nuestras playas, aportaría muchísimo. Imaginad en las noches de verano, estar cenando en lo alto de la colina acompañado de la brisa del mar y de fondo la música de un concierto de La Mar de Músicas.

No hace mucho, el parque contaba con un restaurante con vistas a la ensenada de Cartagena, hoy cerrado y en estado de abandono completo.

Restaurante abandonado

Un pequeño chiringuito con cocina, sería más que suficiente. Algo que posibilite tomar una cerveza y recuperar fuerzas después de un paseo por parque, un lugar para disfrutar de su terraza y sus vistas privilegiadas. Donde puedas comer bien, algo típico de nuestra gastronomía como un buen caldero o una fritura.

Para poder llevar a cabo esto, el parque debería tener un acceso cómodo y rápido. En la actualidad, podemos subir andando desde la Catedral de Cartagena y desde la calle de la Concepción, ambas calles rodean el Teatro Romano, también podemos subir en coche, pero sin aparcamiento, desde la muralla. Otra posibilidad, es subir utilizando el ascensor panorámico situado en la calle Gisbert. El parque originalmente disponía de más accesos, pero éstos fueron cerrados y abandonados.

Antigua subida al parque desde el puerto

Una buena idea sería disponer de escaleras mecánicas para una subida cómoda al cerro. Sirva como ejemplo la ciudad de Toledo.

El lugar ideal para ubicar nuestro chiringuito sería la Plaza Puerta de la Villa. Desde aquí, tenemos vistas del Norte, Oeste y Sur de la ciudad. Es un punto donde convergen todos los caminos del parque, antes o después pasarás por aquí, y si hay algo abierto donde puedas tomar una cerveza fría mientras contemplas las vistas, sin duda, pedirás otra.

Plaza Puerta de la Villa

Mientras tanto, mientras nuestro chiringuito todavía siga siendo una idea, seguiremos paseando por ese enclave único de nuestra costa, seguiremos dándole de comer a los patos y asomándonos a la balconada de la plaza, seguiremos sorprendiéndonos de sus vistas, seguiremos subiendo para pasear y disfrutar de un pedacito de verde.

Pavos Reales

 

Críticos de Cocina.

(Visited 717 times, 1 visits today)
5 2 votes
Article Rating
6+