HOMENAJE A LA SEMANA SANTA DE CARTAGENA EN TIEMPOS DEL VIRUS CUARTA Y ÚLTIMA ENTREGA

HOMENAJE A LA SEMANA SANTA DE CARTAGENA EN TIEMPOS DEL VIRUS CUARTA Y ÚLTIMA ENTREGA

11 abril, 2020 1 Por CRITICOS

 

5+
0 0 vote
Article Rating
Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy Viernes Santo es el día

en que Jesús Nazareno,

portado por hombres buenos,

desde la Pescadería,

la madrugada rompiendo,

va a realizar el Encuentro

con su Madre, que estaría

en El Lago, donde cientos

de cartageneros habría

para vivir el momento

en que la Virgen, sufriendo,

lo consuela en su agonía.

 

 

El gran acontecimiento

Cartagena viviría,

pero el virus del averno

nos golpea todavía.

 

 

Mas sabéis que me he propuesto

que las procesiones sigan

desfilando con mis versos.

Y por eso en este día

en esos versos veremos

cómo Jesús Nazareno

puntual acude a su cita.

 

 

Cuatro poesías serán:

Semana Santa te canto

de corazón, de verdad.

Virgen de la Caridad,

arrópanos con tu manto.

El Miércoles, la ciudad

ve a Jesús prender con llanto.

Encuentro en la “Madrugá”

Marraja del Viernes Santo.

 

 

En la cuarta y última entrega

que termina mi trabajo

el turno le toca y llega

al Viernes Santo marrajo.

 

 

PREÁMBULO

La tarde del Jueves Santo

se reúne con gran flema

el Cabildo de las Yemas,

de los Marrajos un Acto

que analiza la Cuaresma

hasta ese día, su impacto

y los posibles problemas,

y se unen en un pacto

para que el Viernes, de facto,

triunfe su desfile emblema.

 

 

Y al final de este contacto

llega la hora suprema:

degustar las dulces Yemas

que el nombre dan a este Acto.

 

 

ANTIVIRUS

Virus maldito, el veneno

que nos inoculas, cruel,

nuestro Jesús Nazareno

pronto acabará con él.

 

 

TROVO CARTAGENERO A JESÚS NAZARENO

 

¡Viernes Santo. Madrugada!

Vienen quitándole espinas

de la frente ensangrentada

a Jesús las golondrinas.

 

 

Hombres de rudo trabajo.

Pescadores de alborada.

Emociona su mirada

al Cristo de los Marrajos.

¡Viernes Santo. Madrugada!

 

 

Por Santa Lucía asoma.

A Jesús ya se adivina.

De su sangrante corona,

golondrinas y palomas

vienen quitándole espinas.

 

 

Camino de su dolor,

en soledad despiadada,

una mujer con valor

le limpia polvo y sudor

de la frente ensangrentada.

 

 

En la cruz lo ve la gente,

se les graba en las retinas.

Mientras muchos se arrepienten

siguen limpiando la frente

a Jesús las golondrinas.

 

 

 

EPÍLOGO

 

Cofrades y Penitentes,

“Judíos” y Granaderos,

Portapasos, Nazarenos,

creyentes y no creyentes

del Pueblo Cartagenero

y los marciales Piquetes

que dan cierre a los cortejos,

todos estáis muy presentes

en el alma del trovero

que ha querido, humildemente,

que desfilen en sus versos

las procesiones, que cruelmente

el virus deja en suspenso.

 

 

Pero puede que en Septiembre

las procesiones veremos,

puesto que excepcionalmente

el Papa permite hacerlo.

Y si no, al año siguiente

volverán más relucientes

y el pueblo cartagenero

las vivirá intensamente

y el virus será un mal sueño.

¡Semana Santa, presente

siempre estarás en el pueblo!

 

 

ECM


(Visited 155 times, 1 visits today)
0 0 vote
Article Rating
5+