LA CARTAGENA DE LOS AÑOS 50/60 DEL SIGLO XX QUE SE NOS FUE

LA CARTAGENA DE LOS AÑOS 50/60 DEL SIGLO XX QUE SE NOS FUE

13 de enero de 2022 0 Por ECM

5 2 votos
Article Rating
Solo tardarás 5 minutos en leerlo

PARTE SEGUNDA

 

Lugares de ocio y divertimento en la Cartagena de aquella época

 

La Plaza de Toros

Es una de las plazas más antiguas de España, pues se inauguró el 5 de agosto de 1854. Está construida apoyando su estructura sobre las ruinas del antiguo anfiteatro romano y tenía un aforo de 8.000 espectadores, repartidos en tres pisos. Está cerrada desde 1986 y actualmente en proceso de rehabilitación. En esta plaza se celebraban en los años cincuenta y sesenta numerosas corridas de toros, lidiadas por los mejores diestros del momento. Yo recuerdo que a partir de los doce años iba con mis amigos a presenciar la entrada de los toreros a la plaza, después, mientras se celebraba la corrida, nos quedábamos jugando al fútbol en la replaceta contigua, esperando que salieran los toreros, muchas veces a hombros de los aficionados por la puerta grande. Pero lo que más nos gustaba ver era la salida de los toros muertos, arrastrados por las mulillas, en dirección al viejo pabellón de autopsias del Hospital de Marina, que se utilizaba para el desollamiento y descuartizado de los toros, cuya carne se vendía al día siguiente en las dos o tres carnicerías especializadas, que anunciaban el producto con una cabeza de toro disecada que tenían en la fachada o en el interior de la carnicería. Estas carnicerías estaban en las cercanías de la Plaza de Toros, las calles del Ángel y del Duque. Yo no fui nunca a ninguna corrida de toros porque, sin ser contrario a ellas, nunca me ha gustado el espectáculo. Sin embargo, sí fui varias veces a los espectáculos cómicos que se hacían con vaquillas, que estaban muy de moda por aquellos años.


Entre estos espectáculos recuerdo la banda El Empastre, una agrupación musical cómica vestidos de toreros que combinaba la música con el toreo circense de vaquillas, y El Bombero Torero con sus ocho enanitos toreros, que hacían mil diabluras, saltos y triquiñuelas toreando a las vaquillas. También se celebraban en la Plaza de Toros veladas de Lucha Libre Americana. Aquí lucharon Modesto Aledo, cartagenero y campeón del mundo en su categoría, Braulio, Tupac Amaru, Blasco, El Ángel Blanco, los hermanos Pizarro, Hércules Cortés, Inca Peruano, sin olvidarme del sucio y tramposo Ochando que siempre tenía al público en su contra. Todos estos luchadores hicieron las delicias de los entusiastas de la lucha libre con sus llaves, golpes, patadas, saltos, mamporrazos y la suerte definitiva de la puesta de espalda al contrincante, con la que ganaban el combate. La mayoría de los golpes eran simulados pero algunas veces se calentaban y se daban de verdad, saliendo de vez en cuando alguno con la cara ensangrentada. Fui una vez a una velada invitado por un amigo pero no me gustó el espectáculo y no volví a ir, aunque supongo que en mi decisión influiría mi condición de estudiante con los bolsillos vacíos.

Publicidad

 

El Copo Cartagena Parque

El Copo era un local de verano, obviamente al aire libre, situado en el Paseo de Alfonso XIII, que tomó importante protagonismo en Cartagena hacia los años 1963 y 1964. Tenía unos bonitos jardines y era un lugar multiusos donde se jugaba al tenis, se hacían veladas de boxeo y lucha libre, se celebraban verbenas populares y actuaciones musicales de los conjuntos y cantantes más famosos de la época. Aquí eran habituales los conjuntos locales como Los Rumisant y Los Rokers, que actuaban para el baile y como teloneros de los artistas invitados como El Dúo Dinámico, Nino Bravo, Los Cinco Latinos y otros. El Copo, como salón de verano que era, cerraba a finales de septiembre.

Una vez en desuso El Copo, sustituido en el aspecto de actuaciones musicales y baile por La Dama de Oro, en su solar se construyó un enorme edificio que albergaba los Cines Alfonso XIII, hoy también cerrados.

 


El Campo de los Juncos

El Campo de Deportes y Recreos de los Juncos, conocido popularmente como Los Juncos, fue inaugurado en julio de 1946. Aquí jugaba el equipo de la Bazán, llamado Naval, y que tuvo su época de gloria, llegando a competir con el Cartagena Efesé por ser el mejor equipo de la ciudad.

Imagen de https://www.regmurcia.com/

El campo de fútbol de Los Juncos se encontraba ubicado en la calle Juan Fernández y tenía una capacidad de cinco mil personas. El Campo de Recreos de Los Juncos no sólo acogió partidos de fútbol, sino que también disponía de dos pistas de tenis, una pista de baloncesto, dos boleras, un cine de verano, dos pistas de baile y un escenario al aire libre, además de unos maravillosos jardines y unos espacios con columpios y toboganes para los niños pequeños. Las actividades más famosas de Los Juncos eran las verbenas populares que se celebraban todos los sábados del verano y el cine al aire libre o cine de verano.

Había una gran pantalla de obra, pintada de blanco, y frente a ella no menos de trescientas sillas metálicas, pintadas de azul, dispuestas en perfectas filas. Allí se congregaba las noches de verano un número considerable de familias con sus hijos y de chavales y chavalas adolescentes, provistas de sus bocadillos, bolsas de pipas y refrescos, todos dispuestos a pasar dos horas apasionantes con las peripecias de las películas que proyectaban. Entre esas gentes me encontré yo numerosas veces con mis amigos. Recorríamos a pie los dos kilómetros que separaban nuestro barrio del Campo de los Juncos en línea recta, atravesando el entonces desierto y despoblado Almarjal. También presencié en este campo numerosos partidos de fútbol de todas las categorías y de baloncesto y balonmano, de los que en aquellos años había numerosos equipos en Cartagena.

Recuerdo especial merece la Cantina situada frente a la entrada principal y a espaldas del terreno de juego. Era una edificación abierta al frente y sus dos laterales en los que se disponían unos especies de mostradores o barras en las que los clientes degustaban las apetitosas tapas que elaboraban, desde las patatas bravas, las tortas de bacalao, los calamares a la romana, ensaladilla rusa, croquetas, empanadillas y otras varias que acompañadas de refrescos, cerveza o vino hacían las delicias de todos.

En la actualidad sus terrenos albergan un gran parque, también conocido como Los Juncos.

 

E.C.M.

(Visited 219 times, 1 visits today)
5 2 votos
Article Rating
Publicidad