ROMANCE DEL AÑO DE LA TREGUA, CARTHAGINESES Y ROMANOS 2020

ROMANCE DEL AÑO DE LA TREGUA, CARTHAGINESES Y ROMANOS 2020

17 septiembre, 2020 0 Por CRITICOS

 

10+
5 3 votes
Article Rating
Tiempo de lectura: 4 minutos

I. INTRODUCCIÓN

Del doscientos veintisiete

Año antes de Jesucristo

al año doscientos nueve,

un periodo muy cortito,

la ibera ciudad de Mastia

con su puerto tan bonito

se hará famosa en el mundo

por siempre hasta el infinito

por los hechos que ocurrieron

y la Historia dejó escritos.

 

II. LOS HECHOS HISTÓRICOS

El General cartaginés

Asdrúbal el Bello será,

de acuerdo con los mastienos,

el que fortificará

la bella ciudad de Mastia

volviéndola a refundar,

y en honor a su Cartago

la renombró Quart Hadast.

 

Sólo seis años después

un esclavo mataría

a Asdrúbal y, de ese modo,

con su sangre vengaría

a su rey, Tagus el celta,

que Asdrúbal matado había.

Del Ejército en Iberia

Jefe Supremo sería

elegido Aníbal Barca,

como sucesor y guía

de Quart Hadast, la ciudad

a la que gloria daría.

 

Pensando atacar a Roma

Aníbal procuraría

la alianza con los iberos

y para ello tomaría

como esposa a la princesa

de Cástulo, que regía

el gran rey Mucro, su padre.

Himilce se llamaría

esta princesa oretana.

La boda lugar tendría

en el Templo de Tanit,

que en Quart Hadast se erigía

a esta diosa de la luna,

del amor y de la vida.

Doscientos veinte antes de Cristo

bien el año ser podría

cuando en Quart Hadast la boda

magna se celebraría.

 

Al año siguiente, Aníbal

el asedio comenzó

de la ciudad de Sagunto,

que con Roma se asoció,

y tras ocho largos meses

a Sagunto destruyó.

Y entonces Roma a Cartago

la guerra le declaró.

Y así, la Segunda Guerra

Púnica comienzo dio

en el doscientos dieciocho,

guerra que finalizó

el año doscientos uno

cuando Aníbal se rindió.

 

Después de arrasar Sagunto

Aníbal se dirigió

a Roma con su ejército

poderoso que formó

con más de cien mil soldados

que reclutar consiguió

y con treinta y ocho elefantes

y de esta forma emprendió

la mayor de las hazañas,

pues en invierno cruzó

los Pirineos y los Alpes

hasta que a Italia llegó.

Allí venció a las Legiones

Romanas que se enfrentó

en el río Tesino, en Trebia

y también las que ganó

en Tresimeno y en Cannas

y a Roma inerme dejó.

 

Mientras Aníbal seguía

luchando con gran tesón

en Italia contra Roma,

Roma contraatacó

y a la Iberia fue enviado

Publio Cornelio Escipión

para tomar Quart Hadast,

escasa de guarnición.

Y así, por tierra y por mar

el General asedió

la ciudad cartaginesa,

que con valor resistió

a los ataques romanos,

que en número superior

entraron por las murallas

de la ciudad al interior

donde con enorme furia

en sus calles se luchó.

 

Viéndolo todo perdido

y para evitar más dolor

el General cartaginés

Magón Barca se rindió

otorgando Quart Hadast

a Publio Cornelio Escipión,

el cual conservó su nombre,

aunque lo romanizó

llamándola Carthago Nova,

hoy Cartagena. ¡Un honor!

 

III. LAS FIESTAS

Todos estos personajes

y los hechos relatados

cobran vida en Cartagena

por septiembre cada año,

desde que el año noventa

del siglo XX pasado

sentidos cartageneros

audaces e ilusionados

alumbraron felizmente

Cartagineses y Romanos,

la mayor fiesta histórica

de todo el Mediterráneo.

Calles y plazas se llenan

con el pueblo entusiasmado

y con foráneos que viven

sorprendidos y asombrados

los hechos que acontecieron

hace más de dos mil años,

representados fielmente

en muchos y bellos actos.

Prestigio internacional

por ello ha sido logrado.

 

IV. AÑO XXXI: EL VIRUS SUSPENDE LAS FIESTAS.

AÑO DE LA TREGUA

Durante treinta años, treinta,

las Fiestas se han celebrado

venciendo dificultades

que a veces se han presentado:

los dineros, gotas frías

y los cambios de escenario,

pero siempre, con esfuerzo,

con Cartagena han estado

volviendo a vivir los hechos

que son nuestro gran legado.

 

Pero en este año, el XXXI,

la fortuna se ha truncado

por culpa de un enemigo

invisible y muy malvado,

el virus Covid-19

que al mundo tiene aterrado.

 

Estando el virus activo,

causando muerte y dolor,

para evitar más contagios

y contener la expansión

de este virus tan maldito

tomó la Federación

de las Tropas y Legiones

la difícil decisión

de que las Fiestas este año

quedaran en suspensión

y a este triste Año XXXI

de la Tregua se llamó,

como reza en el Cartel

Virtual que lo declaró.

 

V. EL AÑO XXXII

Tras el Año de la Tregua

vendrá el Año XXXII

y las Fiestas volverán

con su máximo esplendor,

porque esperamos que el virus

esté ya bajo control

con la ayuda de los dioses

romanos Juno, Plutón,

Júpiter, Venus y Baco

y de Cartago, que son

Melkart, Tanit, Baal y Eshmún,

todos juntos en acción.

 

VI. FINAL

Y el Romance de La Tregua

yo lo quiero terminar

poniendo en poesía el texto

que tiene el Cartel Virtual

 

En este año las espadas

los soldados no alzarán.

En este año son las fundas

las que bien relucirán.

En ellas, en un letargo,

las armas reposarán

hasta que, con nuevos vientos

del sur, llamadas serán

por nuestros Generales,

que a empuñarlas volverán.

 

 

ECM

(Visited 363 times, 2 visits today)
5 3 votes
Article Rating
10+